Buscar en este blog

28 febrero 2007

... y pruebo las de Monica Tello

Así que como dejo las clases de Nigma, voy a probar las de Danza Arabe Flamenco de Monica Tello.
Ha abierto un nuevo grupo en Madrid y la clase de prueba es gratis. Son los lunes de 20h a 21h y se imparten en la Fundación Conservatorio Casa Patas.
Lo que más me ha llamado la atención de estas clases es que se dan (por lo que he leído en el blog) con músicos en directo ! Tiene muy buena pinta ¿verdad? Estoy deseando empezar!!
Y el precio no está nada mal...
Así que el lunes espero contaros mi primera impresión.

Dejo las clases de Nigma...

Lo comentaba con una compañera de clase: Nigma es muy buena profesora en el sentido de que explica muy bien los movimientos y lo poco que la he visto bailar me ha gustado mucho. Pero he encontrado bastantes puntos que me obligan a dejar sus clases:

  1. el primero y más importante: en noviembre empezamos a ensayar la coreografía y desde entonces no enseña otra cosa. No es que estemos bailando las 2 horas de clase la coreografía, pero solamente estudiamos los movimientos de la misma. Así que las clases han terminado aburriéndome.
  2. el centro de enseñanza no me gustó nada desde el principio:

    • no hay vestuarios decentes y entran hombres cuando quieren.
    • hay varios gatos (supongo que de la persona encargada) paseando por donde quieren, con lo que hay un olor bastante desagradable, sobre todo en época de celo; también he visto algún perrito por ahí. Esto me parece muy poco higiénico, contando además que yo bailo descalza siempre que puedo.

  3. Nigma siempre llega tarde (o la chica que la sustituye cuando está de gira) y por tanto, siempre termina fuera de su hora. Así que no puedes planificar bien tu tiempo.

22 febrero 2007

¿ Soraia Zaied baila ?

En ConOriente he visto a una (para mí) nueva bailarina llamada Soraia Zaied que viene a dar un Seminario a Madrid. Dan como muestra este video:

Bellydancer Soraia Zaied PART TWO

Con deciros que es de origen brasileño os hará entender cómo tiene esa facilidad para mover las caderas.

Creo que bailar un solo de tabla es muy difícil; quiero decir, que no consiste sólo en mover la cadera al son del darbuka, sino que también hay que darle cierta gracia para que se pueda llamar baile.

Yo me sigo quedando con Nour.

21 febrero 2007

El curso de Farida Fahmy

marta me ha facilitado un documento con su experiencia en el Curso que impartió Farida Fahmy este febrero es el estudio Las Pirámides. Lo incluyo aquí íntegramente.

El curso de Farida Fahmy. Estudio Las Pirámides, febrero 2007.

Para poder comentar cosas de este curso hay que estructurarlo en los tres puntos siguientes (Lo que cuento es sobre el curso del nivel intermedio, en el que participé.) :
1. Las clases de Farida.
2. El nuevo Estudio Las Pirámides y Rosa, su directora.
3. Narjess Montasser.

No se pueden separar, porque en conjunto los tres elementos interactuaron para dar un resultado final inmejorable, según mi criterio.

1. Farida Fahmy.

Nada más entrar en el aula impresiona por su presencia: su porte, su belleza y su estatura. En cuanto se coloca frente al espejo, ya se puede ver su calidad de bailarina.

El curso le planteó como un repaso de una serie cuestiones básicas a lo largo de las dos sesiones que tuvo; pero no su enseñanza, sino en la manera más correcta y egipcia de realizarlas: brazos y su armonía, algunos giros, posición del torso, técnica de shimis, el movimiento que llamamos camello (pero que en Egipto no tiene nombre y que según ella debería llamarse serpiente) y el paso característico de las haggala, que dejó para el final.

El sistema fue siempre el mismo: ella explicaba la cuestión, luego lo repetíamos todas con ella y finalmente hacíamos las diagonales en clase de 4 en 4 para que pudiera vernos y corregirnos, en su caso.

Hizo mucho hincapié en la “contaminación” que desde otras culturas, especialmente del norte de América, se está llevando a la divulgación de la danza egipcia tradicional, en cuanto a la sistemática pretensión de clasificar y poner nombres a todos los pasos y movimientos, como si se tratase de hacer una especie de ciencia exacta de la danza oriental. Comentó que hay muchos elementos que se están difundiendo incorrectamente, con fallos de concepto o con una jerarquización que originalmente no tienen. Según ella, esta danza es la más libre que hay, con solo una norma: deja que tu cuerpo se acostumbre a la lógica de los pasos y trata de que fluyan naturalmente al bailar, guardando la posición básica. Fluir, fluir y fluir, esas fueron las palabras que más repitió y lo que más nos hizo practicar. Quedó muy evidente en el video que pudimos ver de una actuación de ella y la Troupe Reda (1979) en la tele egipcia.

Es una mujer que impone pero a la vez es cercana y buena docente. Dos detalles a modo de ejemplo: una de las alumnas lagrimeaba a causa de las lentillas y Farida paró la explicación y se dirigió personalmente a ella para preguntarle por qué lloraba y a varias alumnas les hizo remangarse las faldas o bombachos que llevaban porque no podía verles las rodillas para corregirles la postura. Recomendó a todo el mundo que para las clases se pusieran ropas ajustadas, para poder controlar mejor la posición y los movimientos. Tampoco tuvo inconvenientes en ponerse con una alumna/o en concreto y hacer la diagonal a su lado para que comprendiera mejor el movimiento o el modo de trabajar la cadera o lo que fuese. Aunque había una persona que traducía, era fácil seguir sus explicaciones en inglés.

Tal vez lo más complicado fue el haggala, palabra que significa bailarina entre los grupos beduinos del oeste de Egipto, que tienen un modo de bailar en el que predomina este paso que se conoce con el mismo nombre. Realmente pocas alumnas lo sabían hacer bien y por eso estuvimos bastante tiempo dedicadas a él.

Las casi 30 alumnas y el alumno que participamos trabajamos muchísimo, con ella al frente continuamente y la persona que le traducía, Ximena Mart (de la escuela Arabesca en Santiago de Chile) quién realizó una notable labor de traducción simultánea.

2. El nuevo Estudio Las Pirámides y Rosa.

Pues aunque está un rato lejos, el nuevo estudio ha ganado en todo. Tanto la situación, junto al pantano de Valmayor en un entorno precioso, como en el tamaño (grandísimo) mejoran el de Las Matas. El aula es enorme, aunque debido al tamaño necesita de los dos consabidos pilares de sujección del forjado, pero aún así no perturban el desarrollo de la clase. Es tan grande, que no se hace diagonal, sino que se baila a todo lo largo de la habitación y aún sobra espacio. Tampoco puedo contar mucho más, porque aún está en proceso de instalación y, según nos explicó Rosa, quedan cosas por hacer aún. De modo que lo que vimos puede que cambie en poco tiempo.

Aún así, está decorado de manera muy sugerente, con celosías y velos, con unos preciosos muebles de taracea y el aroma del incienso lo llena todo sutilmente. Está preparado para conseguir que se sienta uno muy bien allí.

Rosa es una tía estupenda (no puedo expresarlo de otro modo). Su voluntad de progreso queda reflejada en la cantidad de proyectos que tiene, en la atención que nos dispendió y en la velada que tras el curso organizó, a la que vinieron personas como Gloria Alba y Munique Neith (quien se arrancó a bailar en un momento que estaban unos músicos tocando sus darbukas en directo; también lo hicieron otros espectadores).

La velada a la vez fue un acto de homenaje a Farida y de inauguración del estudio. Hubo dos bailarinas que interpretaron un tema de danza clásica, una sesión de giros derviches (no recuerdo los nombres, soy una torpe para esto), una cena buenísima que preparó Fathi Sayed (con Babá Ganuj incluido) y de nuevo otro momento de danza, con una bailarina que hizo una fusión de flamenco y danza oriental y finalmente actuó Narjess Montasser, con quién Rosa se animó a bailar también. Ya era casi la una de la madrugada cuando terminamos el asunto, agotadas, pero felices como perdices por lo bien que fue todo.

3. Narjess Montasser.

Esta tunecina ha sido mi descubrimiento en el curso. Este ha sido el curso de las tres mujeres: Farida, Rosa y Narjess.

Está afincada en Alicante y para presentarla como profesora puedo decir que sus alumnas fueron felicitadas por la mismísima Farida en algunas ocasiones. Es una mujer amable y solidaria, que estuvo como una más en el grupo intermedio, sin ningún problema en ayudarnos con todo lo que se nos trababa (que no fue poco, al menos en mi caso, vaya), que hacía la cola mientras le tocaba el turno y que ponía y quitaba la música como una más de la casa.

Bailó de ese modo natural, dulce y a la vez rotundo que algunas bailarinas tienen y que parece innato en ellas. Lo mejor de Narjess es que sonríe con su cara y con su cuerpo mientras baila y que se nota que disfruta mucho con su danza, tanto, que lo transmite a quienes la están viendo. Hablando con ella danza dice cosas muy hermosas, mientras explica sus sentimientos al bailar. Vendrá de nuevo en primavera a dar un taller, de modo que ya tiene una alumna, seguro. Un beso gordísimo para ella, porque es un sol de persona.


Madrid, 19 de febrero de 2007.
Marta

13 febrero 2007

Clases de Bollywood

Hace unos meses una chica me preguntó si sabía dónde daban clases de Bollywood, pero no intensivos, sino un curso.

Pues bien, parece que Odalisca es la primera academia que imparte estas clases en Madrid capital.

05 febrero 2007

Menos es más

Nos dice Nigma en clase que uno de los principios básicos de la danza del vientre es que menos es más.

Creo que he encontrado un ejemplo de lo que quiere decir (aunque en este video, el cámara y el realizador son rematadamente malos: queremos ver a la bailarina bailar!!!):

Nour in Peach


Es decir, que, por ejemplo, no siempre hace falta hacer un megasupershimi que se muevan las caderas que parezca un balancín. Seguramente, cuanto más recatado, más controlado sea el movimiento, más bonito será.

03 febrero 2007

Las 1001 noches y Sonia Sampayo

Ayer fuimos a cenar a Las Mil y Una Noches. El sitio está muy bien. La carta no es muy larga (excepto la de tés), pero la comida es buena. Se puede fumar en shisha (aunque una vez que llamamos por teléfono nos dijeron que no ¿?). Tiene dos zonas: una de cafetería y otra de restaurante. Solo tengo una pega: la zona de restaurante está dividida en dos salas y no se ve a la bailarina cuando está en la sala contigua a la que estás tú. Lo bueno es que la bailarina tiene bastante sitio para ella.


La bailarina que vimos fue Sonia Sampayo. Era todo alegría. Muy buena bailarina. Creo que da clases en Gloria Alba.

02 febrero 2007

DROM y Nassam Alayna

Me encantó. Unas coreografías muy curradas y las bailarinas muy profesionales; muy buena técnica y muy buen baile. El vestuario magnífico. Muy bien preparado (solamente una cosa negativa: el sonido en las transiciones de música no estaba muy depurado, pero vamos, por ponerme perfeccionista). Creo que es el mejor espectáculo de danza oriental (y no digo danza del vientre, porque bailan varias danzas que creo se pueden englobar en oriental, ya que tienen su origen en los paises de Europa Oriental y Asia) que he visto hasta ahora. El cuerpo de baile, en general, muy bueno. Me atrevería a decir que muchas hacían sombra a la propia Cristiane Azem.

Me deja alucinada Miriam Soler. Está en todos los fregaos: la ví en Mujeres de Arena, en DROM, en el baile de alumnas de Claudia Cenci, baila en restaurantes... Me gusta cómo baila y tiene muy buena técnica. Y por fin la ví sonreir y disfrutar cuando baila!

El espectáculo DROM realmente tiene 2 obras: en el primer acto se presenta DROM (más variedad de danzas) y en el segundo, Nassam Alayna (más centrado en danza del vientre y sus variaciones).