Buscar en este blog

03 julio 2010

Nugum

Vaya pedazo de espectáculo el de ayer en el Raks, Nugum, gracias a Nour, Yasser Alswery, Fatme Serhan con la Orquesta el Nil y Devorah Korek. Maravilloso, entrañable, fantástico, único.

A parte de que no entiendo cómo al reservar entradas por internet estaba casi todo cogido cuando resulta que había muchísimos sitios libres (supongo que serían invitaciones a las que luego no acudió la gente), me pareció penoso que muchos espectadores abandonaran el auditorio con la actuación de la grandísima Fatme Serhan. Fue una total falta de respeto hacia una figura internacional de la música egipcia, y por extensión, árabe. Me imagino que muchas de las que se fueron se llaman a sí mismas bailarinas, pero me demuestran que no quedándose a ver a Fatme, no tienen ni idea de la cultura originaria de la actual danza oriental. Solamente por respeto, y más después de aguantar a Nur Banú y Shahrazad, deberían haberse quedado a aplaudir y vitorear a una de las diosas de la canción egipcia. Es como si se abandonara un concierto de Um Kalthum.
¿Qué imagen ha dado el público de Madrid? Ahora entiendo porqué tenemos tan poquísimas actuaciones de grandes internacionales.

1 comentario:

  1. Opino que no se puede decir una verdad más grande con menos palabras.

    ResponderEliminar