Buscar en este blog

26 octubre 2010

Ilusión


Hoy voy a probar una clase con una nueva profesora. Ya he ido a algún taller con ella pero no a clases regulares y tengo mucha ilusión.
Me reafirmo cada vez más convencida de que cuando hayas perdido la ilusión por esta danza, cambia de profe. Con este pensamiento quiero resumir mi opinión de que si tus clases no te satifacen, no te quedes ahí y haz un cambio: de profe, de estilo, o descansa y vuelve al ataque después de un tiempo.

Tampoco te fies de la fama de quien enseña: puede que a tí no "te llegue". Como se ha visto en este blog, cada alumna tiene una opinión. Sí que hay profes recomendables porque gustan a la mayoría, pero eso no quiere decir que sea idónea para tí.

Estos días de ilusión por la nueva clase hacía mucho que no los tenía y es una inyección de ánimo que agradezco. A ver qué tal se me da...

4 comentarios:

  1. Hija, qué curiosidad, a ver qué nos cuentas...

    ResponderEliminar
  2. Que bueno!! Yo estaba esperando saber qué tal había ido?? Espero poder ilusionarme nuevamente yo tb! y en horabuena por el cambio ;)!

    ResponderEliminar
  3. Lo comprendo, yo pasé por una experiencia similar de desencanto absoluto.
    ojalá, hubiera seguido ese consejo antes.

    Axia

    ResponderEliminar