Buscar en este blog

26 diciembre 2007

Quiero un temario

¿Cuántas veces nos apuntamos a un intensivo sin saber muy bien qué nos van a enseñar? Es decir, cuando un/a profesor/a va a impartir clases, supongo que sabrá con antelación qué va a impartir. ¿O lo decide sobre la marcha? En este caso, me parece muy poco profesional, a no ser que tenga una dilatada experiencia como maestra/o.

Como temario no me refiero a "técnica y coreografía". ¿Qué aspectos de la técnica? ¿Qué clase de coreo? En cualquier curso de otras disciplinas existe un detallado temario con los temas que se van a impartir. De esta forma sí se puede intuir si un intensivo merece la pena o no, más allá e independientemente de quién lo imparta. Porque si no conozco a un/a profesor/a no puedo imaginarme de qué puede ir una clase suya.

También creo muy importante la distribución del tiempo en cada punto del temario. ¿Cuánto tiempo a aprender la coreo? ¿Cuánto a ensayarla? ¿Cuánto a técnica de ondulación de brazos, técnica de..., etc. ?

Igualmente creo que es imprescindible que se anuncie el nivel al que va dirigido el intensivo. Aunque sé que al no ser una enseñanza reglada es muy difícil establecer niveles, se puede dar una orientación.

Y por último, si el intensivo está enfocado a un nivel y tiene un temario, cumplirlo.

8 comentarios:

  1. Hola guapas, hace poco he estado hablando de este asunto con una persona de un centro de enseñanza de danza oriental. De cara a un intensivo que van a impartir próximamente, les pregunté por la posibilidad de establecer niveles auténticos, es decir, que se hiciese una criba en la que alguna profesora experta decidiera si tal alumna tiene tal o cual nivel, para colocarla en tal o cual clase.
    La respuesta de esta persona fue muy concreta: no se puede hacer. Los motivos que me dieron fueron variados y razonables, desde el punto de vista del centro.
    Pero yo, como alumna y clienta, no lo ví así de ninguna manera. Si voy a pagar una pasta por un curso, lo menos que espero es recibir una clase adecuada a mi nivel, sea este bajo o alto.
    No creo que sea tan dificultoso, lo hacen en las escuelas de idioma sin ningún problema cuando vas a solicitar clases. Ni creo que sea despreciativo para el alumnado ni nada semejante, al contrario, yo lo veo como una muestra de seriedad.
    A ver quién se anima primero...

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que establecer un nivel es muy difìcil debido a dos problemas:
    1. Hay escuelas en las que la gente en dos años se desenvuelve muy bien y de forma autónoma y hay otras que en el mismo tiempo las alumnas aprenden poco y mal. luego si hay gente q te dice que lleva varios años bailando y cuando las ves...se te cae el alma a los pies.
    2. Por otro lado está la alumna que no es capaz de valorar muchas veces el nivel q tiene y no es capaz de decirtelo. Tb entra en juego la capacidad que tiene el alumno de en un día coger el estilo y la manera de trabajar de la profesora.

    Es todo muy complicado.
    Por otro lado, estoy deacuerdo en que se deben cumplir los niveles, y la q no tenga el nivel suficiente para hacer un curso no debe quejarse si sabía a lo que iba.

    Un Saludo!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Bueno, no se trata tanto de hacer un examen como de establecer por ejemplo tres niveles básicos, que a veces no se hacen en los intensivos:por ejemplo: iniciación o básico/ intermedio/ avanzado

    ResponderEliminar
  4. A mi me parece fundamental que se especifiquen los contenidos del intensivo, la distribución del tiempo y el nivel que se ofrece. Y estoy de acuerdo en que “técnica y coreografía” no es suficiente. Creo que detallando un poco más el contenido del intensivo salimos beneficiados todos, tanto alumnos, que así podemos elegir, como profesores, ya que la percepción sobre la calidad y profesionalidad del curso aumenta, y con ello el número de personas interesadas en el intensivo.

    Por otro lado, respecto al tema de hacer una criba por niveles me parece que está muy bien para escuelas profesionales con títulos regulados (como es el caso con el tema de los idiomas) y en el caso de clases regulares. Para el caso del tipo de intensivos de los que hablamos aquí, a los que muchas asistimos por hobby (lo cual no significa que no queramos que el intensivo tenga cierta calidad) no lo veo muy apropiado y además creo que es poco práctico porque si el aforo del intensivo no se cubriera seguramente se bajaría el nivel de la criba para que se pudiera celebrar el intensivo.

    Además creo que no sería necesario hacer una criba si se avisara de antemano del nivel y lo más importante, si luego se cumpliera. En ese caso la criba la haría uno mismo cuando se hubiera gastado una pasta en un intensivo y lo único que tuviera en la cabeza cuando saliera de él fuera “¿Quién me mandaría a mí venir a un intensivo de avanzado? La próxima vez me meto en el de medio”.

    ResponderEliminar
  5. Lo de los tiempos también es difícil de determinar. A lo mejor tu piensas enseñar un paso de pasada, y resulta que no sale (a lo mejor esto ocurre porque no se criban los niveles, pero nunca se sabe) y te tiras media hora con él, pues ya te ha descuadrado.

    De todas formas, si no hay criba de nivel y te vas a un nivel más alto que el tuyo (y eres consciente de ello), cuando explican pasos que ya deberías saber para estar ahí, no se si debes pensarte el interrumpir la clase o no.

    Yo fui a un intensivo de bastón con Cristina Gadea (marnífica profesora, por cierto) que tenía un nivel un poco más alto que el mío... Hasta ese día no había oído la palabra "hagallah". Como lo explicó de pasada (algo así como, "y ahora con haggallahs") supuse que era un paso que ya debería saber y no dije nada y lo hice a mi manera.

    Un par de meses después, Zuel me enseñó el hagallah paso a paso en un intensivo, y ahí si tuve dudas si se las pregunté, porque era el momento.

    Y salí contentísima de los dos intensivos

    ResponderEliminar
  6. No quería ir a ninguno de los extremos. No estoy pidiendo un temario detallado al minuto. Quiero una orientación de qué se pretende hacer y cuánto es el tiempo estimado. Por supuesto que en unos temas se tardará más y en otros menos, pero para eso se supone que quien imparte el intensivo se lo ha preparado y tiene experiencia en eso. Creo que saber cuánto se va a dedicar a cada tema también incide en si quiero hacer o no un intensivo. Sobre todo, porque a mí, hasta ahora, la manera de enseñar las coreos no me satisface... Entonces si un intensivo dedica lo que es para mí demasiado tiempo a una coreo, pues tal vez no me interese.
    Y respecto al nivel, sí que exijo que el intensivo esté orientado a un nivel determinado y que se anuncie (me hace gracia cuando lo preguntas y te sueltan: "no te preocupes, se adapta a todos los niveles"; eso es imposible), pero no que se exija a las alumnas ese nivel. Eso sí, si se apuntan alumnas que, sabiendo el nivel pedido, no tienen ese nivel y además no tienen facilidad para aprender, que el intensivo no se adapte a ellas en detrimento de las alumnas que sí tienen el nivel. Como dice indotari, se puede aprender mucho de un nivel superior al de una, si sabes aprovecharlo, sin quejarse de "qué dificil es" o "qué caña mete". Yo voy a un intensivo como una esponja, a aprender todo lo que pueda, no para exhibir palmito ni para pasar el rato. Ya hay otras clases para eso.
    Tal vez me estoy tomando esto demasiado en serio, pero es que no me gusta tirar ni el dinero ni el tiempo. Y si alguien imparte un intensivo supongo que es con la intención de enseñar, no de recaudar. Eso sí, cuando asisto a un buen intensivo (que se ve preparado de antemano, con unos objetivos y una forma gradual de llegar a ellos, con interés del/a profesor/a en que aprendas, que te corrigen y mejoran, etc.) se me olvida lo que he pagado por él (o casi :).

    Vaya parrafada madreeee. Casi mejor que hubiera hecho otra entrada en el blog...

    ResponderEliminar
  7. Estoy de acuerdo con todo lo que decis, a nadie le gusta perder dinero y tiempo.
    Lo que no puede ser es que te vendan un intensivo por ejemplo de "pandereta, baston o velo" y el intensivo de 3 horas consista en aprenderse una coreografia y ya esta. Creo que no es justo y por lo menos damela escrita y dime que musica es, para luego en mi casa repetirla.
    En mi caso donde yo vivo no se hacen muchos intensivos y nos toca coger la maletita y a Madrid, Barcelona...
    Asi que con mas razon la cara de idiota que se nos queda cuando volvemos del intensivo.
    En cuanto a los niveles en un intensivo cada alumna tiene que ser consciente de donde llega y sino pregunta a la profesora que te aconseje si puedes hacerlo con tu nivel.En cambio en una clase regular una vez llegas a una escuela y hablas con la profesora, en teoria segun lo que le cuentes mas o menos te puede ubicar en un nivel.
    Feliz navidad!!!

    ResponderEliminar
  8. Salam! Estoy de acuerdo y entiendo todas las posturas. Aunque mi opinión se parece más a la de Mónica Tello y a la de Indotari. Creo que los intensivos se preparan y se distribuyen (o al menos yo así lo hago) pero es verdad que quizás un paso no es comprendido por la clase, y pasas más tiempo explicándolo del que tenías previsto. Mis intensivos suelen ser de nivel intermedio/avanzado, pero bien es cierto que aveces hay personas que se asustan con los "niveles" y piensan más en que van a hacer el ridículo a que van aprender. Después salen contentísimas por haberse apuntado, pero de primeras les cuesta. Yo siempre digo que los intensivos son para seguir avanzando y para afianzar cosas. No una carrera o un examen para ver quién lo hace mejor o a la primera.
    Los primeros intensivos, cuesta coger la dinámica. Obtienes mucho de repente y se esfuma todo a los dos días. Es importante anotar lo que nos ha llamado la atención (todo es imposible! -al menos al principio-) para después ponerlo en práctica en casa o en las clases regulares.

    Besos y FELIZ AÑO a todas!!

    ResponderEliminar