Buscar en este blog

29 noviembre 2006

Definitivamente, danza del vientre

En un principio pensé que me iba a gustar más la danza tribal que la danza del vientre; incluso me planteé dedicarme sólo a tribal. Cuando dejé de dar clases de danza del vientre, es cuando me dí cuenta de lo que me gustaba (siempre pasa igual, no? ;) Y ahora me estoy planteando dejar tribal. Al principio estaba bien, era algo nuevo e interesante, pero ahora... ha perdido el encanto que tenía. Creo que voy a seguir en tribal porque viene muy bien para ejercitar los brazos: ya no son una parte de mi cuerpo que cuelga sin gracia, sino que se mantienen con cierta estética. Pero no creo que haga más de un año de tribal. Definitivamente, estoy enamorada de la danza del vientre.

3 comentarios:

  1. Pues estoy de acuerdo contigo, la tribal me parece que no es sino una fantasía como la gótica o siniestra incluso; por supuesto, fenomenal para quiénes la practiquen y les guste, claro. Os recomiendo que veáis un dvd que recoge escenas de películas de las grandes bailarinas de los años 40 alos 70 en Egipto, que se llama The Leggends of Belly Dance. Me ha gustado muchísimo porque recogen la esencia de esta danza, aunque no esté Naima Akif (mi favorita, fijáos cómo baila Tamer Henna). Creo la danza oriental clásica es la más hermosa de todas y la más completa para ejercitarse, conocer música e historia.

    ResponderEliminar
  2. Una magia ancentral en ritmos y sentimientos combinados, buena descripción.

    Por cierto, es el Bellydancing en inglés, ¿no? La traducción pensé que era "la danza del ombligo" pero veo que no es así.

    Gracias por comentar en mi blog, sobre las Caderas de Shakira y el origen de algunos de sus pasos.

    ResponderEliminar
  3. También es bueno el Aziza original, ciertamente.

    ResponderEliminar