Buscar en este blog

25 enero 2007

El Cairo BellyDancers

marta me ha mandado este enlace de National Geographic sobre la danza del vientre, sus bailarinas y su situación en Egipto y en El Cairo:
Cairo Belly Dancers.
Está en inglés. Espero poner una traducción pronto. Lo que he captado en una primera visualización ha sido:

  • Hace unos años, músicos y bailarinas del vientre bailaban en la calle en fiestas, bodas, etc. Pero ya no. (lo dice el fabricante de instrumentos, creo)

  • (el profe dice) las bailarinas extranjeras cogen el baile más rápidamente porque están en mejor forma, pero las bailarinas egipcias le dan más sentimiento, más alma.



Primero he intentado transcribir lo que dice el video y luego traducirlo. Se me escapan algunas palabras (que aparecen entre corchetes), así que quien quiera puede ayudar. Espero que la ortografía sea correcta. Ahí va:


Transcripción

- "Bellydancing is my life. When I'm dancing I'm happy, I'm delighted. When I'm not on stage [I don't got a soul]."

But she wasn't bored with this traditionally Egiptian dance. Soraya is 6000 miles away from her native Brazil. A professional bellydancer working in Cairo, the entertaiment capital of the arab world.

- "I came here for the art. I worked in Brazil for 10 years but I came hear because the art is very special. I feel a big responsability to get the dance right because there are no egiptians and I'm a foreigner carrying out these traditions."

Some people believes bellydancing dates back to the time of the faraons. Other say that developed as a pelvic exercise: a way to help women in childbirth feel less pain.

This is the oldest laud store in Cairo. For almost 100 years it is been carfting the instrument of the dance. [...]

- "Years ago you'd find bellydancers and musicians standing outside ready to go to weddings or parties... but now it is different."

In the last 20 years, as the islamic [...] have reached the more pure morality some people have come to believe that bellydancing is tabu. That actitud upsets [...]. She is one of the few egiptians taking it up professionally.

- "It's probed by the goverment. It's ilegal that we have licences. It's not something embarrassing. I'm not embarrassed, I don't listen to them. I believe in what I'm doing. To me what I'm doing is right and I'm not going to pay attention to what others said."

Some egiptians remember that special magic filled for other skills of the coming dancers like Soraya still like something esential.

- "The foreigners they learn faster than egyptians. They have the fitness for it. But on the other hand they don't have the feeling for the music when they dance themselves. It's not like you can teach someone to just go out and do it. Now you have to feel it and they like the feeling the egiptians sense of it."

But after years of study it's second nature for Soraya. Her dedication is putting her on the spotlight. Cairo Sheraton Hotel is one of the best places in the city to perform. A stage many dancers dream of. Tonight she gets to live that dream.


Traducción

- "La danza del vientre es mi vida. Cuando bailo soy feliz, estoy encantada. Cuando no estoy en el escenario [no tengo alma]."

Pero no está aburrida de este baile tradicional egipcio. Soraya está a 6000 millas de su Brasil natal. Es una bailarina profesional trabajando en El Cairo, la ciudad del entretenimiento del mundo árabe.

- "Vine aquí por el arte. Trabajé en Brasil durante 10 años pero vine porque el arte aquí es muy especial. Siento una gran responsabilidad para recoger la danza correcta porque no hay egipcios y soy una extranjera cumpliendo con estas tradiciones."

Algunos creen que la danza del vientre se remonta a la época de los faraones. Otros dicen que se desarrolló como un ejercicio pélvico: una forma de ayudar a las mujeres durante el parto a sentir menos dolor.

Esta es la tienda de laudes más antigua de El Cairo. Durante casi 100 años han elaborado manualmente el instrumento de la danza. [...]

- "Hace años podrías ver bailarinas del vientre y músicos aguardando fuera para ir a bodas o fiestas... pero ahora es diferente."

En los últimos 20 años, según el [islam?] ha alcanzado la más pura moralidad algunos han empezado a creer que la danza del vientre es tabú.

Esa actitud molesta a [...]. Ella es una de las pocas egipcias bailarinas profesionales.

- "Está prohibido por el gobierno. Es ilegal obtener licencias. No es algo embarazoso. No estoy avergonzada. No les escucho. Creo en lo que estoy haciendo. Para mí, lo que estoy haciendo es correcto y no voy a prestar atención a lo que otros digan."

Algunos egipcios recuerdan esa magia especial rellena de técnica de las bailarinas venideras como Soraya todavía como algo esencial.

- "Las extranjeras aprenden más deprisa: tienen esa predisposición. Pero por otra parte no tienen el sentimiento por la música cuando bailan. No se puede enseñar a alguien simplemente con: ve y hazlo. Tienes que sentirlo y a la gente le gusta el sentido de sentimiento de los egipcios."

Pero tras años de estudio forma parte de Soraya. Su dedicación la ha puesto en el centro de atención. El Hotel Sheraton de El Cairo es uno de los mejores lugares de la ciudad para actuar. Un escenario en el que sueñan muchas bailarinas. Esta noche, {Soraya} vive su sueño.

4 comentarios:

  1. Yo te puedo ayudar a traducirlo

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    He copiado parte de tu artículo en mi espacio, espero que no te importe. Me ha encantado.
    si te molesta dímelo y lo borro o tb puedo añadir tu nombre ahora q lo pienso. Dime cosas
    Un blog precioso.
    Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me importa en absoluto. Aunque sí me gustaría que pusieras un link a la entrada en mi blog ;)
      http://danzavientre.blogspot.com/2007/01/el-cairo-bellydancers.html

      Eliminar
  3. Un artículo muy bueno. He encontrado tu blog precisamente porque estaba buscando información sobre este tema en específico. Como la danza oriental es un tabú para el pueblo que la vió nacer. Es curioso. Seguramente nombraré tu artículo en mi entrada.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar